¿Cómo prevenir la osteoporosis en la tercera edad?

Escrito por  Dra. Guadalupe Ruiz
Lunes, 24 de Octubre de 2016 11:28
https://www.hogarcorazondejesus.org.ec/component/k2/item/20011-como-prevenir-osteoporosis-tercera-edad
 En el mundo una de cada 3 mujeres y una de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura por fragilidad En el mundo una de cada 3 mujeres y una de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura por fragilidad

La osteoporosis es una enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos.

¿Osteoporosis en la tercera edad?

La frecuencia y severidad de la Osteoporosis parecen incrementarse con la longevidad, con mayor riesgo de fracturas óseas patológicas. Predomina en la mujer en la etapa menopáusica, pero esta proporción disminuye establemente después de los 70 años.

Las causas más comunes de la osteoporosis en la tercera edad se deben a una mala nutrición, falta de calcio y vitamina D, la menopausia, la herencia genética, el sedentarismo, malos hábitos como fumar e ingerir alcohol.

Generalmente, la osteoporosis suele presentarse sin síntomas y, por este motivo, se suele detectar luego de una fractura, y estas pueden producirse en cualquier parte del cuerpo, las zonas más comúnmente afectadas son las muñecas, la columna y la cadera. Las fracturas por osteoporosis ocasionan dolor intenso, discapacidad a largo plazo y pérdida de independencia entre los adultos mayores, y pueden, incluso provocar la muerte prematura.

¿Cómo conservar los huesos sanos en la edad adulta?

La pérdida del tejido óseo, comienza alrededor de los 40 años, cuando ya no podemos reemplazar el tejido óseo con la misma rapidez con la que lo perdemos. En esta etapa de la vida, se deben tomar medidas para detener la pérdida ósea.

  • Asegurar una alimentación Saludable para los huesos, con suficiente calcio, proteína, vitamina D y micronutrientes importantes.
  • Realizar actividad física que incluya ejercicios para fortalecer los músculos.
  • Evitar los factores negativos en el estilo de vida como el consumo de tabaco y alcohol.

¿Cómo se diagnostica?

Clínicamente puede sospecharse la existencia de fractura vertebral cuando exista una pérdida documentada de 3 cm en la estatura o de 4-6 cm desde la talla recordada en la juventud.

La Radiografía es útil para detectar fracturas vertebrales, el hallazgo de por lo menos una deformidad vertebral es un indicador de osteoporosis. La presencia de fracturas vertebrales permite realizar el diagnóstico de osteoporosis es un factor de riesgo para nuevas fracturas, sin embargo, su valor es muy limitado para determinar la masa ósea, ya que solo se observa cuando la pérdida de masa ósea es superior al 30%.

La densitometría ósea es una prueba para determinar la densidad mineral ósea y sirve para evaluar el riesgo que tiene una persona de la tercera edad para desarrollar fracturas.

Puntos clave y recomendaciones

Para prevenir la osteoporosis en la tercera edad es importante seguir estas diez importantes recomendaciones que te ayudarán a mantener huesos sanos y fuertes: 

1. Una dieta saludable

El objetivo en el Adulto Mayor es conservar la movilidad y la independencia.

2. Procure consumir lácteos

Dentro de los nutrientes saludables clave para los huesos esta el Calcio, los lácteos como leche, yogur y queso constituyen la fuente de calcio más presente en la dieta, otras fuentes esta en las sardinas, las nueces y almendras.

3. Vitamina D para huesos sanos

La vitamina D cumple dos funciones clave para el desarrollo y mantenimiento de huesos sanos: Absorción del calcio, Renovación y mineralización ósea. Consuma margarina y Cereales fortificados con vitamina D.

4. Expóngase al sol

No más de 10 a 20 min con la piel descubierta (rostro, manos y brazos) lejos de las horas pico (antes de las 10:00 y después de las 14:00), sin protector solar y con la precaución de no sufrir quemaduras.

5. Consuma Proteínas

Una ingesta deficiente es perjudicial para el mantenimiento de la masa ósea durante el envejecimiento, lo cual constituye un factor de riesgo para las caídas. Los alimentos ricos en proteínas son los lácteos, carne, pescado, pollo, lentejas y nueces.

6. Micronutrientes que contribuyen a la salud ósea

Vitamina K presente en vegetales de hoja verde, espinaca, col, hígado y frutos secos. Magnesio presente en vegetales verdes, pescado y semillas. Zinc presente en carne roja magra, pollo, cereales integrales y legumbres. Carotenos presentes en zanahoria y pimiento rojo.

7. Modere el consumo de sal y de grasas

La sal es uno de los alimentos más peligrosos para la osteoporosis ya que se ha demostrado que la sal hace que el organismo pierda calcio y por lo tanto se debiliten los huesos. Las comidas que contienen más sal y se deben evitar o limitar son: carnes procesadas, el jamón, las salchichas y la comida chatarra.

8. Limite el consumo de café té y gaseosas

Estas son bebidas que no aportan calcio para los huesos, debido al alto contenido de cafeína que promueve la excreción de calcio a través de la orina.

9. Realice ejercicios moderados

Los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos tienen muchos beneficios para la salud en general, potencializan la actividad cardíaca, ayudan a quemar grasas, fortalecer los huesos, aumentar la masa ósea, la flexibilidad, la coordinación y la fuerza muscular.

10. Evite el cigarrillo y alcohol

El consumo de tabaco cierra microarterias de los huesos, causando alteración en la circulación y reducción de la densidad de la masa ósea.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y los pacientes con osteoporosis, poseen una tasa de mortalidad aumentada debido a la mayor probabilidad de aparición de fracturas. Tal vez el adulto mayor desconoce que la padece hasta que se fracture un hueso. Por eso, es importante realizar un examen de densidad mineral ósea para controlar la salud de los huesos en la tercera edad.

Modificado por última vez el Miércoles, 16 de Noviembre de 2016 08:49
Dra. Guadalupe Ruiz

Dra. Guadalupe Ruiz

Médico clínico
Hogar del Corazón de Jesús